SIEMPRE SALE EL SOL

domingo, 22 de enero de 2012

Saramago

3 comentarios:

  1. Por eso el gran Saramago quiso hasta el último segundo, seguro. Por eso tenía los relojes de su casa parados en la hora en la que conoció a su mujer.Por eso el tiempo sólo le ganó al final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo los tengo parados a las 11.40 a.m y no sé porqué <3

      Eliminar