SIEMPRE SALE EL SOL

jueves, 1 de septiembre de 2011

MAR DE OTOÑO

Pocas cosas me resultan más reconfortantes que un paseo por la playa un día gris.
Prácticamente no te encuentras con nadie, no se escucha a la gente hablar.
Se escucha hablar al mar, hablar, susurrar o incluso gritar.
En unos días el otoño vuelve y con él el inmenso placer del sonido de las olas.


2 comentarios:

  1. A mí me gustan las personas que escuchan el silencio y sonríen sin hacer ruido (por fuera,claro)

    Kisses

    ResponderEliminar